Guía del Audífono
En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Guía del Audífono
Publicado por: guiadelaudifono
Etiquetas:
1 visitas


Guía del Audífono

¿Qué es una audiometría? es la prueba que mide la capacidad auditiva de cada oído. Se realiza en una cabina insonorizada y consiste en distintas pruebas, por vía aérea y ósea, que nos permitirán determinar si la lesión está en el oído interno, en la transmisión del sonido o en la parte más relacionada con el sistema nervioso.

Es el último paso de una serie de protocolos a la hora de realizar el estudio de audición de un paciente.

La audiometría forma parte del estudio que se debe hacer de la audición de un paciente con pérdida auditiva. Se trata de conocer todos los datos y antecedentes de la persona con pérdida auditiva en una breve charla y después se suele practicar una otoscopia para conocer el estado del oído externo.

Después hay que conocer cuál es el estado del oído medio a través de una impedanciometría, que ofrece una medición de la respuesta del tímpano a impulsos sonoros en distintas frecuencias. Después de estas dos pruebas, se acomete la audiometría. 

Y es que los datos que nos da la audiometría se utilizan para definir un tratamiento personalizado para recuperar cierta normalidad auditiva.  

Con los datos que arroja la audiometría vemos si tienes un 30% o más de pérdida auditiva, umbral en el que ya se recomienda el uso de audífonos. En el caso de que sea así, los resultados sirven para calibrar el audífono: por eso es tan importante la audiometría y la precisión de sus datos. 

Para obtener unos resultados fiables en esta prueba la cabina debe estar completamente insonorizada, ya que si no es así los resultados pueden falsear la prueba. Tiene que ser además una cabina amplia, con el fin de que si se realizan pruebas con altavoces el sonido pueda dar una sensación lo más próxima a la realidad.

Con los niños pequeños también es importante que la cabina sea grande. Con más espacio y con juguetes a mano, se sienten más cómodos y transmiten mejor lo que oyen y lo que no cuando se aplican los protocolos de audiología infantil.