Guía del Audífono
En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Guía del Audífono
Publicado por: guiadelaudifono
Etiquetas:
1 visitas


Guía del Audífono
Un audífono se compone de muchas partes
, la mayoría de ellas muy pequeñas, pero que como toda máquina forman parte de un engranaje que al final consigue el objetivo: que las personas con pérdida auditiva puedan oir de la mejor forma posible.

Entre todas las piezas que existen no se puede determinar cuáles son las más y las menos importantes: todas tienen una función y como una de ellas se estropee el audífono deja de funcionar correctamente . Por eso vamos a tratar de explicarte hoy en qué consiste el receptor, una de esas piezas esenciales en el funcionamiento de cualquier dispositivo para la audición.

El receptor del audífono convierte las señales eléctricas en señales acústicas y las dirige a través del canal auditivo de la persona con pérdida de audición para que el cerebro sea capaz de 'escucharlas'.

Es en este momento del proceso de audición a través del audífono cuando éste cambia las señales y mejora las ondas sonoras para que el cerebro pueda percibirlas de la forma más correcta posible.

Para establecer un símil, podemos decir que se parece bastante al micrófono y dependiendo del modelo de audífono está situado en un lado u otro del mismo . En unos se encuentra justo en el canal auditivo. En otros modelos lo que hacen es que se usa un pequeño tubo conectando el receptor al molde auricular del canal auditivo. Pero también existen otros modelos en los que el receptor está totalmente oculto en una carcasa tras el pabellón auditivo.

Al receptor del audífono llega el tubo conector que es el que le transmite los sonidos amplificados , y éste tiene que ser de vez en cuando sustituido para evitar posibles deterioro en el audífono. Al ser una pieza de plástico tiene que revisarse su estado y mantenerlo de la forma correcta porque si no la función del receptor quedaría completamente anulada (en el caso de que el tubo estuviera también en mal estado).

Como veis, aunque esta es sólo una pieza, es imprescindible para el funcionamiento del dispositivo. Al principio comentábamos que las piezas del engranaje de una máquina deben funcionar de forma acompasada, y es cierto: sin receptor no hay funcionamiento del audífono.