Guía del Audífono
En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Guía del Audífono
Publicado por: guiadelaudifono
Etiquetas:
0 visitas


Guía del Audífono El audífono es un dispositivo, una solución que está especialmente diseñada para personas que tienen una deficiencia auditiva de leve a moderada. 

Son también conocidos como prótesis auditivas puesto que requiere una adaptación a la medida de cada paciente, por sus necesidades y anatomía para poder adaptarse al canal auditivo.

El audífono amplifica el sonido, lo modula y permite poder recibirlo correctamente a aquellas personas con problemas de audición de distinta índole y que pueden tener su origen en una pérdida conductiva o sensorial. En ocasiones, también una mezcla de ambas.

A diferencia de los implates cocleares, que sí necesitan cirugía para implantarse, los audífonos convencionales no requieren cirugía porque son de uso externo.

El funcionamiento del audífono es muy sencillo: con el micrófono se recibe el sonido y además lo transforma en una señal eléctrica.

Esta señal se envía a lo que se conoce como amplificador, que es la parte del audífono que aumenta la amplitud de la señal y amplifica el sonido. Tras esto, la señal llega al altavoz que es el que recoge esa señal eléctrica y la convierte de nuevo en sonido.

El viaje del sonido no termina aquí porque se envía desde el oído externo por el canal auditivo y el oído medio con el objetivo de que alcance a las células auditivas que se encuentran en el oído interno. Así, las céluslas cilíadas que no estén dañadas convierten la energía del sonido en señales neurales.

Finalmente, las señales neurales las recoge el nervio auditivo y se envían al cerebro para su procesamiento.

Todo este proceso, que se consigue con la ayuda del audífono en las personas con pérdida de audición, sirve para entender mejor no sólo cómo funciona la audición sino también el dispositivo de ayuda al que nos referimos.

Hay que tener en cuenta que los audífono no hacen que el paciente recupere al 100% la capacidad de escuchar. Lo que hace el audífono es compensar los problemas de deficiencia auditiva en las personas con distintos grados de audición.

El audioprotesista es el encargado realizar estas adaptaciones en función de las necesidades de cada paciente. Requiere de un período de ajuste que puede llevar varios meses. Con los conocimientos del especialista el audífono ayudará a controlar el ruido de ambiente, de los pitidos, personalizará frecuencias, cambios en tipos de dirección y conexión con otros aparatos por wifi, bluetooth, etc. 

Es imprescindible acudir al especialista cuando percibamos que no oímos o entendemos correctamente. Las hipoacusias deben de ser revisadas para ver cuál es el factor que la ha provocado y así determinar cómo el audífono puede equilibrar esa pérdida auditiva.

Importante: es un producto sanitario, por tanto hay que acudir a establecimientos de audioprótesis previamente autorizados por el Ministerio de Sanidad.