Publicado por: guiadelaudifono
Etiquetas:
0 visitas


Guía del Audífono

Actualmente casi el total de los audífonos son digitales
, y con la tecnología digital llegaron los audífonos multicanal y multibanda, que aunque a veces se piense que es lo mismo, no es cierto.

Sí es verdad que ambos términos se refieren a cómo se divide la respuesta frecuencial del audífono en distintos segmentos, la gran diferencia estriba en qué pasa exactamente en cada segmento.

Así pues, los canales y bandas permiten dividir las diferentes zonas frecuenciales en zonas comunes.

Los canales permiten asignar un mismo procesamiento de la señal para las diversas prestaciones tecnológicas, es decir, en el canal de frecuencias graves un reductor de ruido trabajará de diferente forma que en el canal de las frecuencias agudas

Las bandas permiten asignar dentro de un canal diferentes puntos frecuenciales con una ganancia o potencia independiente para cada uno de ellos.

Todo esto permite un ajuste fino y óptimo del audífono según las necesidades requeridas en cada punto frecuencial. 

Para terminar de aclarar todo. Las bandas son la región de frecuencias adyacentes en las que se divide el rango frecuencial de una prótesis auditiva.

Simplemente son el número de segmentos en los que se ha dividido la respuesta frecuencial de un audífono. A las distintas bandas frecuenciales les asignamos una determinada ganancia. Las bandas nos permiten manejar ganancia, cantidad de volumen, en una zona frecuencial determinada, sin afectar a las otras frecuencias o haciéndolo de forma mínima en aquellas frecuencias que delimitan con la siguiente banda. Sirven para moldear la curva de respuesta del audífono a la curva objetivo que nos marca el software. 

El canal, por su parte, es la cadena física de dispositivos a través de los cuales pasan las bandas, en ellos se realizan las funciones de compresión, puntos de rodilla, tiempos de ataque y recuperación.

Se refiere, en resumen, al número de segmentos que trabajan de forma independiente de los otros, normalmente la forma en que el procesador de la señal se ha dividido. Cada canal tiene un compresor propio, y por lo tanto, en cada canal el audífono trabaja de distinta forma, aportando ganancias diferentes a sonidos suaves, medios y comprimiendo a partir de un punto determinado los sonidos más fuertes según lo que se necesite.