Guía del Audífono
En cumplimiento del Real Decreto 463/ 2020 aprobado por el Gobierno debido por el COVID-19, os informamos de las medidas llevadas a cabo por Guía del Audífono
Publicado por: guiadelaudifono
Etiquetas:
79 visitas


Guía del Audífono

Cuando una persona se pone un audífono por primera vez, escuchan sonidos que llevaban tiempo sin poder percibir. Aunque esto es motivo de alegría, hay personas que debido a que se han acostumbrado a un tipo de pérdida auditiva el oir muchos sonidos o ruidos de lo que antes hacían les puede resultar un poco molesto.

Por este motivo al principio los audífonos no se adaptan al cien por cien de su capacidad. Lo normal es que llevn un ajuste cercano al setenta por ciento, especialmente mientras dure el proceso de adaptación al audífono.

No se puede afirmar con rotundidad qué es lo que se va a volver a oir que antes no oías cuando no utlizabas audífonos. Pero en base a la experiencia de otras personas que utilizan sus audífonos por primera vez podemos arrojar alguna luz con algunos de estos casos que se repiten de forma asidua:

- Las voces cambian y se notan sobre todo cuando las pérdidas se producen en las frecuencias graves. Eso sí, aunque cambien no significa que molesten o abrumen pero se perciben de una forma diferente.

- Escucharse a uno mismo también puede ser algo desconcertante. No es molesto pero la percepción que tendremos al escucharnos será de una voz también alterada especialmente en los primers días.

- ¿Cuándo escucharás frecuencias que antes no percibías? Al escuchar música, por ejemplo. Suena diferente cuando recibes el sonido a través de los audífonos.

- El canto de los pájaros o escuchar unos tacones, el caminar de otra persona es también algo novedoso que puede llegar a abrumar.

- Aunque muchos audífonos incorporan reductores de viento, el sonido del viento también afecta y puede ser algo molesto como así lo afirman algunas personas.

Es importante que los tumultos y lugares con muchas personas sepas que también podrán molestarte. Es sólo cuestión de tiempo que te vayas acostumbrando a las adaptaciones que te realice el audioprotesista y que los ajustes te sirvan para dejar habilitados sonidos útiles y no los molestos. Así tu comunicación será excelente.